Losdruseando Blog

Aquí recojo a modo de mi "album de historietas" experiencias vividas en la montaña. Las referencias, croquis e informaciones acerca de vías y rutas son apreciaciones personales en el momento de la realización de cada actividad. Las condiciones en la montaña son cambiantes y cada uno de nosotros seremos los únicos responsables de nuestras actuaciones,así como de la preparación de las mismas y evaluación de los riesgos en cada momento.

domingo, 6 de diciembre de 2015

Por la norte del Aspe, estrenando la temporada



Quitamos la pereza y escapada a Pirineos para poder catar las primeras nieves. Kilometrada hasta Candanchú para probar suerte con una de las grandes montañas del Pirineo Occidental, el Aspe.
Fuimos a ver qué se podía hacer, con intención de volver a sentir las sensaciones de cramponear y acabó siendo una actividad bien completa que nos dejó un muy buen sabor de boca.

La idea era intentar la ascensión por la cara NE , vía normal desde Candanchú

Desde el parking de la estación de Candanchú, cerrada aún por falta de nieve en sus pistas, nos aproximamos hacia el circo de Tortiellas, para acercarnos a continuación en travesía hacia la entrada de las palas (2:30h)que nos depositan en un primer collado desde donde ya observaremos la cara norte. Desde el este collado seguiremos alguna débil huella que transcurre por las laderas de la izquierda hasta llegar a un pequeño corredor que finaliza en la brecha del Aspe.

Finalizando las pistas , con el coloso enfrente




Hay que encontrar un paso a través del cual se acceda al llano de Tortiellas; la huella nos lleva hasta un destrepe bastante vertical que no esperábamos y que impone desde arriba


A primera vista no se ven alternativas (desde abajo observaríamos alguna posible canal menos pindia más a la derecha) así que lo destrepamos


Foto desde la canal ,otros dos montañeros encarando este paso 



A pesar de que el sol ya calienta hay buena huella hasta encarar la cara norte y se transita con facilidad sin necesidad de raquetas



Qué ganas de navegar de nuevo por la montaña pintada de blanco...



Tras la travesía por las laderas que cuelgan sobre el Llano de Tortiellas encaramos la subida hacia el primer collado. A la izquierda la Collarada



El Señor  d´ Ossau nos guarda las espaldas 



La nieve en esta vertiente norte está magnífica para cramponear


Las últimas palas , sin tener una gran inclinación (30-35º) están totalmente heladas.

Al llegar al collado se observa al fondo la brecha; intuimos una débil huella que asciende por las laderas de la izquierda. Revisando reseñas ya de vuelta, parece que existe la opción de descender al hoyo y coger todo el tubo a modo de corredor .

La ascensión hasta la brecha la encontraremos bastante delicada, helada y con flanqueos expuestos hacia el hoyo; gran parte de la ladera es un "tobogán" helado, así que prohibido resbalar



Progresamos en un entorno impresionante, recobrando las sensaciones invernales.
Algún pequeño resalte entre las rocas,



Un último flanqueo nos saca a una canal que se une con el "tubo" que viene del hoyo. A la izquierda abajo de la foto se intuye el collado del que venimos



Sin tener demasiada inclinación (40-45º) sí que lo encontramos helado , marcando apenas las puntas






Al llegar a la brecha volvemos al sol y abandonamos la oscuridad del trayecto por la ladera norte. 


Queda afrontar arista ,que con alguna fácil trepada nos depositará en la cima


Muchos montañeros se han acercado desde  Aísa por la cara sur


Cima




Una parada para disfrutar del panorama.

Infiernos


Arriel y Balaitus


Sin más dilación nos vamos para abajo; Tenemos por delante el descenso hasta el collado, que se presenta duro y comprometido.

Finalizando el corredor nos cruzamos con dos montañeros, que serán los únicos que veremos por esta cara en la jornada de hoy; nos comentan que una cordada está realizando la mítica vía Edil (Abierta por Rabadá y Navarro en 1962).

Vamos descendiendo y encontrando para nuestra alegría mejores condiciones que en la subida y la huella reforzada que han marcado los dos montañeros, por lo que incluso disfrutamos de la bajada


La impresionante cara norte de la Llena de la Garganta, con la Llena del Bozo a su derecha




En el collado


Proseguimos el descenso a muy buen ritmo; la nieve está de lujo e incluso a las palas antes soleadas ya les da la sombra, tapadas por el Aspe

 




Nos despedimos del Aspe , con una buena soba encima pero encantados con el estreno. Nos queda la vuelta ....y al día siguiente al tajo....cansado pero con la sonrisa para unos cuantos días..


Nos vemos por las montañas !

No hay comentarios:

Publicar un comentario